Ambulancias Pérez León | Quemaduras: Cómo tratar y curar quemaduras
17157
single,single-post,postid-17157,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-9.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive

Quemaduras: Cómo tratar y curar quemaduras

quemadura urgencia

16 May Quemaduras: Cómo tratar y curar quemaduras

Las quemaduras se producen cuando la piel entra en contacto con algo caliente, como el fuego, o debido a la exposición a algo que irradia calor, como el sol.

Algunos productos químicos, la electricidad y la fricción, también pueden producir quemaduras. Una escaldadura es una quemadura que es causada por un líquido caliente o vapor y se puede tratar la quemadura de la misma forma.

Las quemaduras, normalmente se dividen en tres categorías dependiendo de qué porcentaje de piel ha sido afectada. Las quemaduras superficiales o de quemaduras de primer grado, afectan a la superficie de la piel, enrojeciéndola, hinchándola y provocando dolor. Este tipo de quemaduras se puede tratar en casa y normalmente tarda entre 7 y 10 días en curarse.

Las quemaduras parciales o quemaduras de segundo grado y las quemaduras profundas o quemaduras de tercer grado son mucho más serias y requieren atención médica.

Tratamiento de quemaduras leves o quemaduras de primer grado
Para tratar quemaduras leves o quemaduras de primer grado en casa:

Refresca la piel usando agua fría entre 10 y 30 minutos. Lo mejor es hacerlo durante los primeros 20 minutos después de que se produzca la herida. Esto sirve para prevenir que la quemadura empeore.
No uses hielo, agua helada, cremas o sustancias grasas como mantequilla para aliviar el dolor. Un baño frío o ducha ayudará a aliviar el dolor.
Cubre la quemadura temporalmente con un film transparente, sin apretar, o con una bolsa de plástico.
Si la herida es dolorosa, puedes un analgésico como paracetamol o ibuprofeno puede ayudar a mitigar el dolor. De todas formas, has de comprobar siempre las instrucciones del medicamento y tomar la dosis adecuada.
No toques la quemadura ni rompas las ampollas. Si la quemadura es muy dolorosa, o parece empeorar, consulta con un médico.
Las quemaduras profundas o que afecten a una zona extensa de la piel, la cara o las articulaciones, deben ser siempre comprobadas por un médico y pueden necesitar tratamiento hospitalario. Este tipo de quemaduras pueden ser quemaduras de segundo grado o quemaduras de tercer grado.

Tratamiento de quemaduras químicas
Si te quemas la piel con un producto químico como la lejía o ácido, se trata de una quemadura química. Para tratar este tipo de quemadura, debes seguir las siguientes recomendaciones:

Elimina los productos químicos de la piel, poniendo el área afectada bajo el agua corriente fría durante 20 minutos o más. Si el producto químico es en polvo, como la cal, sacúdela para eliminarla de la piel antes de poner la zona bajo el agua.
Quítate cualquier joya o ropa que haya sido expuesta al producto químico.
Aplica una toalla húmeda para ayudar a mitigar el dolor producido por la quemadura.
Cubre la piel quemada con un paño seco, y limpio, a ser posible esterilizado.
Si notas que se incrementa la sensación de quemado, vuelve a lavar la zona unos minutos más.
Es recomendable visitar a un médico para comprobar la quemadura y si es necesario, tratarla.

Tratamiento de quemaduras eléctricas
Las quemaduras eléctricas pueden no parecer importantes pero pueden llegar a ser muy dañinas. Alguien que sufre una quemadura eléctrica, debería recibir atención médica inmediata.

Fuente: http://primerosauxilios.org.es/quemaduras